Los PLE y la visualización de fuentes para el aprendizaje

Tras algo más de un año sin escribir una palabra en el blog, entre constantes viajes de trabajo y una dedicación profesional centrada en exclusiva en consultoría y formación corporativa, vuelve la necesidad de escribir aquí para aclarar ideas y poner negro sobre blanco los próximos proyectos.

Ayer tarde traté en una conversación que comenzó como informal el tema de los entornos personales de aprendizaje (PLE, por sus siglas en inglés). Mi mujer, maestra, está planteando una serie de mejoras TIC de los procesos de aprendizaje de sus alumnos y querría trabajar con Symbaloo para organizar y categorizar la información.

La idea de Symbaloo es sencilla: un escritorio virtual que permite visualizar en forma de botones enlaces web, se encuentra alojado en la nube y por ello al que se podrá acudir desde cualquier equipo con acceso a Internet una vez te registras. Es aquí donde creo que es una herramienta útil para comprender y organizar las herramientas que conforman nuestro PLE.

Linda Castañeda y Jordi Adell en su libro Entornos Personales de Aprendizaje: Claves para el Ecosistema Educativo en Red, publicado en 2.013 por la editorial Marfil, exponen la idea ya asentada en la comunidad científica de que un PLE es un concepto “tecno-pedagógico” que resalta las posibilidades que la tecnología ofrece para aprender, pero lo que en mi opinión es más importante, desde el punto de vista del aprendizaje: nos debería permitir la visualización de aquellos recursos que utilizamos, pues tan importante es la adquisición de contenidos como desarrollar estrategias de análisis para ser conscientes de aquellos recursos en los que los obtenemos.

Aprender es un proceso crítico, de ir cribando información a medida que la contrastamos con la realidad. Al fin y al cabo, una persona educada es aquella capaz de aprehender la realidad que le rodea. Recordar a tal la cita de Kant en la introducción de Sobre la educación:

No se debe educar a los niños únicamente según el estado presente de la especie humana, sino según su futuro estado posible y mejor, es decir, de acuerdo a la Idea de la Humanidad y con su destino total.

Lejos del Idealismo y de proposiciones a mi parecer deterministas sobre el destino de la Humanidad y su mejora por la educación, creo que la reflexión crítica sobre la realidad debería ser inherente a todo proceso pedagógico, pues igual que se enseña el método científico, éste debe ser parte de los procesos de aprendizaje.

Y como para aprender hay que aprehender nuestros referentes, Symbaloo me ha parecido una herramienta que facilita organizar nuestro PLE y las fuentes de información en la red de las que nos nutrimos, pudiendo analizar sus discursos y contrastarlos contextualizados con la realidad que conformamos. Resumiendo: no es sólo conocer, sino comprender las fuentes desde las que lo hacemos.

De todo esto hablábamos ayer tarde. De los frutos de la puesta en práctica de la experiencia quedamos expectantes.

Anuncios

Acerca de gabrielrosabernaez

Docente. Máster en Educación Ambiental y Desarrollo Sostenible. Grupo de trabajo La Ciudad de los Niños, de Acción Educativa.
Esta entrada fue publicada en Aprendizaje, Conocimiento, Redes y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s