Grounded theory para investigar identidades (virtuales)

De un modo genérico podríamos definir la investigación como un proceso en el cual nos preguntamos por aspectos del mundo e intentamos dar respuesta a esas preguntas. En investigación científica construimos un objeto de estudio y optamos por un método para aproximarnos a él, que varía según las consideraciones sobre el mundo y la ciencia de las que partamos. Realmente, no podemos definir el proceso científico como una simple aplicación de técnicas para la obtención de datos (Ruiz Olabuénaga, 2012)⁠.

Antes bien, queremos hacer consciente que en el proceso científico se hacen presentes una serie de asunciones ontológicas, tanto las propias del investigador como de la comunidad científica de la que forma parte, y que determinan la metodología, métodos y técnicas sobre la que el investigador va a realizar su trabajo.

Existen dos corrientes teóricas antagónicas para aproximarnos al objeto científico: el interaccionismo y el pragmatismo, que Gummerson definió como correspondientes con el paradigma hermeneútico y positivista respectivamente (citado en Ruiz Olabuénaga, 2012, p. 42), y que vienen a corresponderse con las metodologías cualitativa y cuantitativa.

Interaccionismo y pragmatismo son dos visiones opuestas en cuanto a concepción del mundo, de las relaciones que en él se dan y del conocimiento simbólico que sobre él construyen las personas (Corbin & Strauss, 2008)⁠.

El paradigma interaccionista

Todo proceso investigador es, por tanto, una asunción de una determinada visión del mundo (de lo que es susceptible de ser objeto científico y de la forma en la que nos aproximamos a él) que se concreta en nuestras preguntas de investigación: delimitamos el objeto de estudio, imponemos una visión consecuente del mundo y definimos el método adecuado para realizar la investigación. Por ello según sea la articulación de las preguntas de investigación, una u otra perspectiva -o ambas- será la más adecuadas para responderla. Por continuar con un ejemplo, para conocer la variación de voto en un municipio a lo largo de las últimas 6 legislaturas nos valdrá un estudio estadístico, pero para conocer las razones subyacentes a esa variación necesitaremos también de un análisis cualitativo.

En el paradigma1 interaccionista y la investigación cualitativa se asume una comprensión subjetiva articulada en concepciones semióticas del mundo y que estas concepciones pueden ser expresadas lingüísticamente. La fuente de análisis de los datos no puede ser, por tanto, estadística, pues no se pueden obtener y tratar los datos de forma numérica. Como señalan Vayreda & Ardèvol (n.d.) la diferencia principal entre la metodología cuantatiava y la cualitativa es en la forma de obtener los datos y trabajar con ellos.

La percepción del mundo es compleja tanto en los conocimientos científicos que poseemos y la relación entre ellos para una comprensión conjunta de los fenómenos, dependientes del contexto en el que se generan (Morin, 2004)⁠, como en la consecuente acción/interacción/emoción cambiantes de respuesta a los fenómenos, que surgen en los diversos niveles de abstracción que constituyen nuestra base de análisis (Corbin & Strauss, 2008)⁠.

Se presenta aquí un argumento de ruptura con el pragmatismo en cuanto a la posibilidad de crear una ciencia positiva, esto es, veraz, predictiva, general, objetiva e independiente, que diríamos se correspondería con el final de los grandes proyectos científicos, en todas sus disciplinas, propio de la posmodernidad (Fischer, Retzer, & Schweitzer, 1997)⁠, aunque ese final se correspondería más propiamente con un cambio de actitud espiritual por una recuperación de la hermenéutica como herramienta de conocimiento (Fischer, 1997), en la que el investigador no es un observador ajeno del proceso constructivo, sino que analiza e interpreta la información en relación a sus propias creencias, su relación con el objeto de estudio y entre su proceso de investigación y el marco teórico en el que trabaja.

Grounded theory para investigar sobre identidades (virtuales)

Asumir una metodología es asumir los preceptos en los que ésta se asienta (Corbin & Strauss, 2008)⁠. Una aproximación a las subjetividades que las personas construyen con las imágenes y la construcción de la identidad familiar que surge de ellas, por lo que se asume que la subjetividad de las personas es el eje sobre el que obtener los datos, sobre los que se creará la teoría. Al optar por la metodología Grounded theory para el desarrollo de la investigación aceptamos que el trabajo de campo no es sólo la fuente de los datos, sino una forma de evitar sesgos, pues las teorías tienen limitaciones a la hora de explicar la realidad, inmersas en las asunciones metodológicas y las consideraciones sobre lo que es ciencia propias del científico.

La teoría que se genera a través de Grounded theory no parte de una clasificación previa del objeto de estudio, sino que a partir de las preguntas de investigación planteadas y los objetivos pretendidos, utilizaremos la deducción y la inducción para establecer un diálogo entre el trabajo de campo y un marco teórico de referencia para la investigación.

grounded theory model

Junto a la inquietud inicial del investigador hacia el problema de investigación de la identidad de las parejas a través de las imágenes digitales, hay un estudio del marco teórico previo en el estudio de la identidad y las imágenes digitales, obteniendo una serie de conceptos (tales como identidad de pareja, imagen digital, discurso alrededor de las imágenes) que nos otorgan una estructura para el estudio y nos ayudaron en la definición de las preguntas de investigación (Corbin & Strauss, 2008)⁠. Pero al optar por la metodología Grounded theory este marco teórico no es un elemento rígido que probar o refutar, sino un elemento a incorporar en el proceso de investigación. A partir de los datos obtenidos en el trabajo de campo realizaremos un proceso de análisis y relaciones entre ellos, integrando categorías que serán puestas, a su vez, en diálogo con el marco teórico de referencia con el que venimos trabajando, diálogo en el que se generará una teoría, teoría emergente, que nos facilite una comprensión de nuestro objeto de estudio y problema de investigación.

A modo de conclusión

Existen diversos modos de aproximarse a un problema de investigación. Al elegir la metodología Grounded theory asumimos que el mundo exterior -en nuestro caso la identidad- es una representación simbólica (Corbin & Strauss, 2008, p. 6), pero lo que nosotros consideramos fundamental es relativo al proceso de investigación. Asumimos que el objeto de estudio, como construcción semiótica, no puede reducirse exclusivamente a un conjunto de datos ni tener como finalidad la validación o refutación de una teoría

Al contrario, el proceso de investigación es un proceso creativo, dinámico, de revisión de las preguntas de investigación y el marco teórico de referencia. Se genera una teoría a partir de las categorías encontradas en los datos, interrelacionadas sistemáticamente con un marco teórico para explicar un fenómeno que es a la vez social, psicológico, individual, compartido, tecnológico.

No hablamos del conocimiento científico como una conclusión o como una verdad absoluta; pero sí una verdad plausible en nuestro objeto de estudio.

___________________________

Notas.

1Usamos paradigma en la definición realizada por T.S. Khun, como conjunto de asunciones compartidas en el tiempo por parte de la comunidad científica y sobre las que se produce ciencia normal: leyes teorías, aplicación e instrumentación. Véase al respecto Khun, T.S. (2006). La estructura de las revoluciones científicas. México D.F.: FCE.

REFERENCIAS

Corbin, J., & Strauss, A. L. (2008). Basics of qualitative research : techniques and procedures for developing grounded theory. Thousand Oaks [etc.] :: Sage.

Fisher, H.R. (1997). Sobre el final de los grandes proyectos. In Fischer, H. R., Retzer, A., & Schweitzer, J. (Ed.). El final de los grandes proyectos. (pp. 11-35). Barcelona: Editorial Gedisa.

Fischer, H. R., Retzer, A., & Schweitzer, J. (1997). El final de los grandes proyectos. Barcelona: Editorial Gedisa.

Morin, E. (2004). La epistemología de la complejidad. Gazeta de Antropología, 20.

Ruiz Olabuénaga, J.I. (2012). Metodología de la investigación cualitativa. Bilbao: Deusto.

Vayreda, A. & Ardèvol, E. (n.d.). Advanced Qualitative Methods in Knowledge Society Research. In Advance Qualitative Methods in Knowledge Social Research. UOC Teaching Material. Barcelona: UOC. Available on http://materials.cv.uoc.edu/continguts/PID_00154769/web/img/1_Introduction.pdf

Anuncios

Acerca de gabrielrosabernaez

Docente. Máster en Educación Ambiental y Desarrollo Sostenible. Grupo de trabajo La Ciudad de los Niños, de Acción Educativa.
Esta entrada fue publicada en Epistemología y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s